Como aprobar las oposiciones de Maestro de Primaria de francés – Lo que debes saber - 2019

Publicado

Para convertirte en un maestro de francés del Estado, debes comenzar formándote académicamente para este fin, cumplir con los requisitos exigidos y estar atento a la convocatoria para demostrar tus conocimientos, capacidades y competencias en el momento de opositar. Esta meta es totalmente concebible, aunque quizás no sea tan sencillo como lo acabamos de describir.

El camino de preparación y el momento de concursar requieren un esfuerzo especial de tu parte, pero si deseas emprender este camino no hay nada que te limite. En este artículo te ofrecemos diversos consejos para que apruebes las oposiciones y cada paso del proceso se convierta en una buena experiencia.

La información que te estamos ofreciendo junto con el resto de los artículos que encuentras en la categoría Oposiciones de Maestro de Primaria de Francés se complementan para que tengas en tus manos todo lo que necesitas para triunfar en el momento de opositar.

¿Qué debo hacer para terminar con éxito las oposiciones de Maestro de primaria?

Lo primero que debes hacer para aprobar las oposiciones es estar al tanto de los detalles en cuanto a convocatorias, requisitos, instancias y conseguir el material de estudio completo.

También es importante que conozcas como son las pruebas, por cuantas faces debes pasar, como es el método de evaluación, entre otros detalles que te darán seguridad a la hora de participar en este concurso de oposiciones.

A continuación de ofrecemos algunos consejos útiles para que esta experiencia no se convierta en un evento traumático, sino que por el contrario sea una enriquecedora experiencia y puedas aprobar.

Errores comunes que debes evitar

Muchas personas que han pasado por las oposiciones años anteriores han compartido varios comentarios de los cuales podemos hacer una lista de errores que ocurren de forma frecuente que tú debes evitar a toda costa si deseas realmente aprobar este concurso. A continuación te mencionaremos estas equivocaciones para que estés prevenido y puedas evitarlas.

  • Pensar que eres un robot. Muchos, hablando de aprovechar las 24 horas del día, restan 5 minutos para el desayuno, el almuerzo, la cena, algunos minutos más para lavarse los dientes y el baño, así que de alguna manera llegan a las 15–16 horas de estudio por día . Los que practican esto dicen que lograras grandes resultados. Sin embargo, con esta actitud el estrés se hace cargo, ya que el cuerpo se descompone y su tiempo de recuperación es demasiado para permitirlo. No eres un robot, somos humanos y debemos saber administrar el tiempo.
  • Creer que la suerte te ayudará a superar las pruebas. En al menos 99 de cada 100 casos, esto no pasa. Debes dominar un programa de estudios y con constancia, perseverancia y disciplina lograr tu objetivo.
  • Rendirse antes de empezar la oposición. El pánico puede apoderarse de ti en cualquier momento, pero no permitas que esto arruine tu esfuerzo. Deja a un lado tus inseguridades y termina lo que comenzaste.
  • No planificar tu tiempo. Durante la preparación y la prueba es importante que verifiques la cantidad de temas y la cantidad de tiempo del que dispones, con un programa de estudio eficiente lograras hacer tuyos todos los temas.
  • Cometer errores básicos de ortografía y gramática durante la prueba.
  • No practicar lo estudiado. Si te evalúas a ti mismo podrás conocer tu potencial y ver tus errores, eso te permitirá cubrir tus debilidades.
  • Olvidar que la meta no es solo aprobar. Recuerda que debes ser de los mejores para conseguir la plaza, pero que esto no te estrese, sino que te estimule.

Consejos para que tu oposición sea un éxito

Probablemente ya estés al tanto de todos los errores habituales, como no estudiar el material oficial con un plan correcto y constante, estudiar a último momento, no practicar la escritura y todo eso. Sin embargo, siempre hay varios consejos que seguir para mejorar la experiencia de opositar. A continuación, se detallan algunas recomendaciones que te servirán en la práctica.

  1. Comienza tu revisión temprano. No hay un sustituto que valga como el comenzar temprano con la revisión. Debes darte el tiempo suficiente para entender todo lo que has estudiado y asegurarte de que lo entiendes. Lo ideal es que revises cada tema a medida que avanzas y asegúrate de que lo comprendes por completo, ya que esto facilitará mucho la revisión.
  2. Organiza tu tiempo de estudio. Es casi seguro que encontrarás algunos temas más fáciles que otros, por lo tanto tendrás que revisar unos más que otros. Vale la pena tomarse el tiempo para planificar tu revisión y considerar cuánto tiempo puedes necesitar para cada tema. También es útil considerar cuándo y por cuánto tiempo planeas pasar estudiando cada día. Verifica ¿Cuál es la mejor hora del día para ti, mañana, tarde o noche? Esto te ayudará a planificar ampliamente lo que pretendes hacer, aunque siempre debes asegurarte de dejarlo lo suficientemente flexible para adaptarte más tarde si las circunstancias cambian.
  1. Cuídate durante el estudio y el tiempo de examen. Podrás estar mejor si comes una dieta saludable y duerme lo suficiente. Esto se aplica tanto durante tu período de examen, como cuando estás estudiando. Sobrevivir con la comida chatarra no es una buena idea. También es una buena idea hacer ejercicio regularmente al estudiar. Una caminata rápida o un ejercicio más vigoroso harán que la sangre se mueva y se asegurará de que puedas concentrarte mejor.
  2. Toma descansos regulares. No puedes trabajar sólidamente durante 8 horas. De hecho, es muy difícil trabajar de forma concentrada durante más de una hora. Es posible que algunos días puedas hacer más, pero en su mayoría, es probable que tu límite sea de una a una hora y media antes de que necesites un descanso. Tómate 10 minutos periódicamente para ir a tomar algo y caminar un poco.
  3. Asegúrate de conocer los detalles prácticos de las pruebas. Conoce ¿Dónde se llevará a cabo? ¿A qué hora comienza, y cuándo necesitas llegar? Si tienes que viajar una cierta distancia, ¿a qué hora necesitarás irte? ¿Qué necesitas llevar contigo? También asegúrate de saber qué hacer si algo sale mal.

Recuerda que estos consejos son solo algunas de las cosas que puede hacer para sacar el máximo provecho de tus oposiciones. Pero, tú te conoces muy bien y sabes que te puede funcionar. Lo importante es que realces tus capacidades, no crees monstruos en tu mente, mantengas la disciplina y vayas con confianza a tu examen.

Si ya estás seguro de participar en las oposiciones, te felicitamos y estamos seguros que si te preparas bien y sigues nuestros consejos lograrás el éxito.

Responder